(Reg. 97) DOCUMENTO. Relato de los actos de homenaje a José Pardo Sastrón en Torrecilla tras su fallecimiento. Texto de Mariano Pardo Sastrón incluido al final de los Diarios de su hermano José (1848-1909).

Día 20 de febrero de 1909.

En esta fecha se colocó, en la fachada de la casa en que en Torrecilla nació don José, una hermosa lápida de mármol blanco, sobre un tablero de mármol rojo [€]. Nuevamente invitado el pueblo de Valdealgorfa por el de Torrecilla para el acto del descubrimiento de dicha lápida y asistencia a otro solemne funeral, allá fue una numerosa comisión de la que formaban parte el señor alcalde don Antonio Joaquín Albesa, juez municipal don Carlos Estevan, cura regente don Pedro Grau y el que estas líneas suscribe.

Ya reunidos todos los invitados en la casa de la villa, se dirigieron a la iglesia por entre apretadas filas de gente, formadas por la generalidad de los vecinos y algunos forasteros. Y concluida la misa, dirigida magistralmente por el joven sacerdote y reputado músico don Antonio Margelí, salió del templo la comitiva acompañando al clero revestido de pontifical, dirigiéndose a la calle Baja (hoy de Pardo Sastrón) deteniéndose frente a la casa en la que se veía la bandera nacional cubriendo la lápida. Colocadas autoridades y comisiones en el centro de apiñada multitud, el señor alcalde don Manuel Magallón descorrió la cortina dando un ¡Viva don José Pardo Sastrón! viva que se repitió muchas veces con gran entusiasmo, confundiéndose aquellas emocionadas voces con los acordes de un precioso himno cantado por los niños de la escuela, dirigidos por el celoso maestro don Beni[g]no San Martín.

Transcurridos algunos minutos de ensordecedor vocerío, apareció en un balcón próximo al sitio en que aparece la lápida el iniciador de este homenaje y virtuoso sacerdote don Pedro Foz en ademán de hablar y, como por encanto, reinó en la calle un sepulcral silencio. Como 20 minutos empleó el orador en su discurso, enalteciendo €”como él sabe hacerlo€” la memoria de don José [€].Y dio fin tan culto acto, con la repetición del himno infantil acompañado con un armónium y nuevos vivas al héroe de la fiesta.
Cerrar