Museo de Alcañiz

Santa María Magdalena. Iglesia de Santa María la Mayor.

Pinturas en tablas góticas y renacentistas de la iglesia de Santa María la Mayor

Taller de Domingo Ram (atribución)

Gótico. Finales del siglo XV

Temple sobre tabla con algún toque de óleo

152 x 68 cm


María Magdalena está representada de pie, majestuosa, engalanada con ricas vestiduras. Porta sus dos atributos tradicionales: el rosario y el pomo o frasco contenedor de ungüento. El primero alude a su actitud penitente y el segundo, a su disponibilidad al servicio de Jesús. Sus largos cabellos sueltos hacen referencia al episodio evangélico en el que se presentó ante Jesús, para pedir perdón por sus pecados, le bañó los pies con sus lágrimas, los secó con sus cabellos y los perfumó con ungüento. Se adapta, básicamente, al modelo iconográfico de María Magdalena penitente, en el que equivocadamente se identifica a María Magdalena -testigo de la muerte y resurrección de Jesús (Mc 15, 40-41 y Mc 16, 1-11)- con la pecadora anónima que según otro pasaje evangélico (Lc 7, 36-50) untó con aceites perfumados los pies de Jesús durante un banquete ofrecido por Simón el Fariseo.

Esta pintura refleja por tanto un error generalizado a partir de cierto momento en la Iglesia de Occidente, producido por una exégesis equivocada, al confundir a las distintas Marías (las dos mencionadas y una tercera, María de Betania, hermana de Lázaro), lo que provocó la ostensible falta de definición e individualización de los respectivos modelos iconográficos.

En esta tabla el protagonismo de la figura de la santa es total. La decoración del suelo -en damero- ayuda a crear la sensación de profundidad. El fondo dorado es característico de la pintura de la época, como lo es el uso de los 'gofrados de oro’ que aquí sirven para siluetear el manto y resaltar varios elementos de singular interés, como la corona y el rosario. La figura está dotada de una exquisita elegancia que se enfatiza en su mano izquierda, con la que sostiene el simbólico rosario y que ocupa el centro exacto de la pintura.

El manto, tanto por su vivo color carmín como por el amplio tratamiento de sus pliegues, adquiere un importante protagonismo. El rostro presenta un gesto en el que se aúnan la elegancia ya aludida con la expresividad contenida característica en la pintura de Domingo Ram.

Enlace de interés: Catálogo Artístico y Monumental del Bajo Aragón, CAMCBA. Conjunto de tablas góticas de Santa María la Mayor.





Más información:

Bibliografía:
- BORRÁS GUALIS, Gonzalo M., “Pintores aragoneses del siglo XV” en Suma de Estudios Ángel Canellas, Zaragoza, 1969, pp. 185-199.
- BORRÁS GUALIS, Gonzalo M., Enciclopedia Temática de Aragón, Zaragoza, Ediciones Moncayo, tomo 3, Historia del Arte I, 1984.
- MAÑAS BALLESTÍN, Fabián, El retablo de santas Justa y Rufina de Maluenda. Los pintores Juan Rius y Domingo Ram, A.E. de A., tomo XLI, número 164, 1968.
- MAÑAS BALLESTÍN, Fabián, Una escuela de pintura gótica en la comarca de Calatayud, 1978, [tesis doctoral inédita].
- MAÑAS BALLESTÍN, Fabián, Pintura gótica aragonesa, Zaragoza, Guara Editorial, “Colección básica aragonesa” 10-11, 1979.
- MAÑAS BALLESTÍN, Fabián, Voz “Ram, los”, Gran Enciclopedia Aragonesa, Zaragoza, Unali, tomo X, 1984.
- THOMSON LLISTERRI, Teresa: Iglesia de Santa María la Mayor de Alcañiz, Alcañiz, Centro de Estudios Bajoaragoneses, 2006.


Autoría:

TEXTO: Teresa Thomson. FUENTE PRINCIPAL: Fabián Mañas Ballestín. FOTOGRAFÍAS: Paco Climent.


Volver

© 2012 Fundación Quílez Llisterri. Fomento de Arte y Cultura en el Bajo Aragón.
© 2012 Textos y fotografías, sus autores.

ACCESIBILIDAD: WAI A | W3C HTML 4.1 | W3C CSS