Museo de Alcañiz

Calvario

Colección Ángel Quílez

CAQ-17

Autor: Desconocido. Procedencia: Taller de Amberes

Hacia 1520-1530

Relieve en madera de nogal sin policromar

21 x 16’5 cm. (sin marco)


Este relieve empezó a formar parte de la colección Ángel Quílez en el año 2005. Estamos ante una obra de gran calidad, con un finísimo trabajo de talla en bajo, medio y altorrelieve, realizada en madera de nogal en blanco. La obra, dedicada a la Crucifixión de Cristo, procede de un taller de Amberes activo durante la segunda y la tercera década del siglo XVI, y estaría dentro de un altar con escenas dedicadas a la Pasión de Cristo. El marco que guarnece el relieve está realizado en plata, se puede fechar a principios del siglo XVIII, momento en el que pudo ser descontextualizado del conjunto al que pertenecía. Está decorado por ocho aplicaciones de sendas cartelas con querubines nimbados, vástagos y estilizados jarrones con frutos, cuatro de ellas en sus ángulos y otras cuatro en el centro de los lados del marco.

El relieve, de un finísimo y minucioso trabajo, seguramente fue realizado por un artista que conocía las novedades vertidas por artistas como Alberto Durero, dentro de la estética renaciente propia de las primeras décadas del siglo XVI en el ámbito flamenco, con la fusión de la herencia septentrional pero con un claro reflejo del gusto italiano. De hecho, parte de este grupo de la Crucifixión es una reinterpretación parcial de un grabado xilográfico de Alberto Durero dedicado al Calvario y fechado entre 1503 y 1504. Las figuras de los dos ladrones y de Cristo en la cruz son claras copias de los modelos del gran artista alemán.

El gran sentido de la perspectiva de la obra, su carácter narrativo y el clasicismo de las imágenes, permite que esta imagen de la Crucifixión de Cristo en el monte Gólgota, extramuros de la ciudad de Jerusalén, acoja tres planos bien diferenciados. El primero, prácticamente esculpido en bulto redondo, presenta a su vez dos grupos, uno formado por San Pedro cortando la oreja a Malco, que se corresponde con la primera de las escenas de la Pasión de Cristo, concretamente con la narración de los Evangelios canónicos del Prendimiento (VERS CAP). El otro grupo se corresponde con las imágenes de María, las Santas Mujeres - María Magdalena, Marta y María de Cleofás - y San Juan Evangelista, que vuelve su cabeza para contemplar a Cristo crucificado.

En el segundo plano se alzan las tres cruces de Cristo flanqueado por los dos ladrones con las piernas quebradas, y a sus pies, los soldados, tanto infantería como caballería, rodean la imagen del Hijo de Dios ya muerto portando alabardas y lanzas. Concretamente los dos de los personajes que van a caballo portan, uno de ellos un gorro frigio, y el otro una especie de fez con turbante anudado y vestiduras de carácter orientalizante propias de los turcos otomanos, son una clara reminiscencia a los enemigos de la cristiandad católica, se reparten las vestiduras de Cristo. También se representan otros soldados de infantería en este caso vestidos con túnica corta y coraza, portando escudos y lanzas. Al fondo de la escena se recrea un paisaje árido transitado por dos soldados a caballo y un personaje que porta una escalera. Podría identificarse con Nicodemo cargando con la escalera para descender a Cristo ya fallecido de la cruz. Tras ellos se ciernen las murallas de la ciudad de Jerusalén con las cúpulas y cimborrios de sus Santos Lugares en el horizonte.

La iconografía de la Crucifixión de Cristo (Mt. 27, 45-53; Mc. 15, 33-38; Lc. 23, 44-46; Jn. 19, 20-30), conocida como Calvario, busca reproducir la historicidad evangélica del acto de Redención a través de la imagen de herencia medieval que retrata el espectáculo sacro, a modo de auto sacramental, a pesar de que la única fuente fiable son los Anales de Tácito (Lib. XV, cc. 44). Esta Crucifixión cuenta con dos alusiones a escenas del Evangelio dentro del ciclo de la Pasión, anteriores y posteriores a la muerte de Cristo, a las que ya hemos hecho referencia, concretamente la imagen de Pedro cortando la oreja a Malco Caifás (Jn. 18, 10), perteneciente al pasaje que hace referencia la Prendimiento, y la imagen de Nicodemo con la escalera que hace referencia al Descendimiento de Cristo de la cruz (Jn. 19, 39).




Autoría:

FOTOGRAFÍAS: M. Ángeles Pérez


Volver

© 2012 Fundación Quílez Llisterri. Fomento de Arte y Cultura en el Bajo Aragón.
© 2012 Textos y fotografías, sus autores.

ACCESIBILIDAD: WAI A | W3C HTML 4.1 | W3C CSS