Catálogo Artístico y Monumental

LA ERMITA DE SANTA BÁRBARA

TORRECILLA DE ALCAÑIZ (Bajo Aragón)

Siglo XVI. Profundamente reformada a principios del siglo XX (1903, inscripción)

Mampostería y piedra sillar

Longitud: 14’60 m. Anchura: 9’50 m.


Descripción:

Otro gran centro devocional de Torrecilla es su ermita de Santa Bárbara. Está situada aproximadamente a 2 Km de la población y a 552 m de altitud, sobre una colina desde la que se contempla una espectacular panorámica.

Tiene planta rectangular, una sola nave y cubierta con tejado a doble vertiente. En el lado de la Epístola (derecho respecto al altar) se abre una sencilla puerta adintelada y se observa un amplio arco de medio punto que definiría una portada lateral en la actualidad cegada.

En su construcción prima la mampostería, en la actualidad enlucida y encalada. La piedra sillar se reserva para zonas y elementos concretos como la parte inferior de la fachada principal, las esquinas y las dovelas del arco de acceso.

En la fachada de los pies se dispone una sencilla portada definida por un arco de medio punto, sobre la que se dispone un sencillo óculo o vano circular que ilumina la zona del coro. Remata esta fachada una pequeña espadaña de un sólo cuerpo coronada por una cruz de forja. La pequeña campana o cimbalé que contiene este elemento tuvo un importante protagonismo en la vida cotidiana de la población, ya que sus toques –a diferencia de los de las campanas de la torre del templo parroquial- se oyen en todo el término municipal y servía de referencia horaria para los que trabajaban en el campo. José P. Burgués (1989) recuerda cómo “el ermitaño deba todos los días de labor dos toques: uno, una hora antes del mediodía; otro, dos después”.

Adosada a la cabecera de la ermita -con la misma anchura y por tanto como una prolongación de la misma- se construyó la casa del ermitaño: espacio totalmente reformado en la actualidad.

Esta ermita se construyó en el siglo XVI. Su estado -como ocurre en la mayor parte de edificaciones de carácter popular- se fue deteriorando y a finales del siglos XIX estaba en pésimas condiciones. Así lo recoge José Pardo Sastrón en sus Diarios, concretamente en el de agosto de 1886: "El 14 por la mañana subimos a la ermita de Santa Bárbara el alcalde José Lorenzo Rallo, señor regente la cura don Francisco Ezquerra, don José Martínez Valle, don Joaquín Bañolas Rallo, don Antonio Magallón, Pascual Villarroya, alguacil y el que esto escribe, para examinar la ermita que estaba casi amenazando ruina y se pensó en celebrar una junta el día siguiente para ver el mejor medio de repararla o derruirla y hacerla de nuevo".

El mal estado de este edificio exigió su reforma a principios del siglo XX. En esta intervención además se procedió a su ampliación: debió afectar a la zona de los pies que exteriormente se correspondería con la parte que indican los contrafuertes laterales y que en el interior coincidirían con el arco rebajado transversal ostensiblemente distinto a los otros arcos (apuntados) del resto de la nave. Esta zona ampliada debió posibilitar también la construcción del coro alto sobre estructura adintelada (con maderos transversales) que hoy vemos en la zona de los pies de esta ermita. Este ampliación debió suponer la construcción de la fachada principal que muestra en la actualidad, lo que quedaría confirmado con la fecha de 1903 inscrita en la clave del arco que define su portada.

En 1936 se destruyeron tanto su altar mayor como sus ocho altares laterales. En la actualidad el altar mayor está presidido por una sencilla imagen de Santa Bárbara. Como dato curioso, José P. Burgués (1989) indica que esta imagen y la campana de la ermita las pagó y regaló Antonio Fuentes.

En los años ochenta este edificio fue objeto de una importante actuación para su consolidación y restauración. Esta actuación la recuerda un pequeño mural cerámico que enmarca el arco de la portada lateral cegada, en la que puede leerse: "Santa Bárbara / Reconstruida por todos los / vecinos del pueblo y por / sus ausentes / Torrecilla de Alcañiz 1980".

En la actualidad, se acude a esta ermita en romería el Lunes de Pascua. La organización de esta fiesta recae en "los quintos" de cada año. Antiguamente, tal como indica José P. Burgués (1989), el mismo Lunes de Pascua se iba en procesión desde la iglesia hasta la ermita, en donde se imponía el aspecto más profano de la fiesta.

José Pardo Sastrón describe en sus Diarios tanto la novena que se celebraba en esta ermita como las procesiones que se dirigía hacia ella desde la población. Así describe una de estas fiestas en el diario de 1880: "el lunes 4 [de octubre] se verificó la procesión a la ermita de Santa Bárbara a las siete de la mañana, gran concurso, estandartes, mucho orden, la música de aficionados, misa cantada en la ermita por los músicos e instrumentos, plática por el señor regente don Enrique González. Después de misa, gozos cantados a Santa Bárbara, como se venía haciendo todos los días de fiesta desde Pentecostés. El Ayuntamiento obsequió a cantores y músicos con unas copas, etcétera. Luego se cantó la salve y volvió la procesión al pueblo. Pocas gentes fueron por el atajo. Después hubo baile de gaita, y cenaron juntos en la escuela las autoridades, músicos, etcétera. Ya anochecido, la música y autoridades dieron una vuelta por las calles del pueblo con mucho orden y armonía, tocando la jota y cantando, alumbrados por el clásico tedero. Al final, el señor regente obsequió en su casa al Ayuntamiento con algunas copas, etcétera. El baile de la gaita cerró la fiesta a las diez de la noche".

Esta ermita se usó en las dramáticas ocasiones en que Torrecilla padeció epidemias de cólera como lugar donde guardaban la cuarentena los familiares de alguna víctima.

Enlace de interés: Ermita de Santa Bárbara, Catálogo paisajístico y medioambietal, CAMCBA.


Rutas artísticas:

Ruta de los miradores


Más información:

(Reg. 158) TEXTO LITERARIO. Autor: José Miguel Gràcia. Publicado en GRÀCIA, José Miguel i PALLARÈS, Jesús, Si les pedres parlaren... - Si las piedras hablaran..., Associació Cultural del Matarranya, col. Lo Trull, núm. 18, 2008, pp. 26-27.


Bibliografía y fuentes documentales:

- BURGUÉS, José P., Religiosidad popular en Torrecilla de Alcañiz, Teruel / Torrecilla de Alcañiz, Instituto de Estudios Turolenses / Ayuntamiento de Torrecilla, 1989.
- BURGUÉS, Miguel, Memorias y costumbres de la Parroquia y feligreses de Torrecilla de Alcañiz, 1962 (manuscrito).
-MICOLAU ADELL, José Ignacio, THOMSON LLISTERRI, Teresa, “De Aguaviva a Valdealgorfa”, en José Ignacio Micolau Adell y Teresa Thomson Llisterri (coords.), Comarca del Bajo Aragón , Colección Territorio, núm. 18, Zaragoza, Gobierno de Aragón, 2005, pp. 329-346. Publicación en internet
- PARDO SASTRÓN, José, Diarios (1848-1909). Manuscritos conservados en el Archivo Municipal de Alcañiz.
- VV.AA., De la Tierra Baja al Bajo Aragón, [Alcañiz], Comarca del Bajo Aragón, 2006.


Autoría:

TEXTO: Teresa Thomson, 2012. FOTOGRAFÍAS: Paco Climent, 2012. COLABORACIÓN (fuentes): Ana Domenech y Raúl Tabuenca (UNIVERSA, 2019).


Volver al inicio del catálogo

© 2012 Fundación Quílez Llisterri. Fomento de Arte y Cultura en el Bajo Aragón.
© 2012 Textos y fotografías, sus autores.

ACCESIBILIDAD: WAI A | W3C HTML 4.1 | W3C CSS