Catálogo Artístico y Monumental

La torre gótica de la iglesia de Santa María la Mayor

ALCAÑIZ (Bajo Aragón)

Gótico. Mediados siglo XIV - principios siglo XV. Últimas hiladas, siglo XVI. Reforma barroca de la planta baja, siglo XVIII

Piedra sillar


Descripción:

Este robusto y hermoso campanario -conocido popularmente como 'torre de las Campanas’- constituye uno de los más antiguos vestigios que conserva la ciudad de Alcañiz y el principal testimonio de la antigua iglesia gótica demolida en el siglo XVIII, sustituida por la gran edificación barroca que hoy contemplamos.

Esta torre se elevaba en la zona de los pies del antiguo templo, adosada a su fachada meridional. Al edificarse la iglesia barroca, se descartó la orientación habitual hacia el Este, dado que se quiso aprovechar al máximo el solar disponible y dirigir la portada hacia el centro cívico de la población. De ahí que se optase por una orientación diferente (SE-NW), determinada por la disposición de la capilla de la Soledad -recién construida- con la que quedó perfectamente alineada.

Cuando en el 25 de agosto de 1735, el arzobispo de Zaragoza don Tomás Agüero autorizó la demolición del templo gótico, precisó que se debía conservar el antiguo campanario. Su monumentalidad frenó el impulsó renovador del barroco. Todavía hoy, se presenta imponente ante nuestros ojos, a pesar de las grandes dimensiones del templo contiguo y la disminución en su altura al habérsele privado de su chapitel. ¡Imaginemos cómo debía resaltar respecto a la antigua iglesia y un caserío más reducidos!

Esta obra es una de las torres góticas más notables de la antigua Corona de Aragón. Se ha asociado tradicionalmente con el deseo de la ciudad, entonces villa, de erigir un símbolo del poder municipal frente al señorial materializado en el gran castillo calatravo. A esta función simbólica se sumaba lógicamente la cívico-religiosa, implícita a su condición de torre campanario. La documentación y la propia heráldica confirman el vínculo entre esta torre y el Concejo, principal impulsor de su construcción y responsable del mantenimiento de su reloj y campanas que durante siglos han marcado el ritmo del día a día y de la vida cotidiana de los alcañizanos.

Historia constructiva.-
Se trata de una gran torre prismática de planta cuadrada, estructurada en cuatro pisos, en la que destacan sus estilizados ventanales y curiosas gárgolas. Su construcción se inició a mediados del siglo XIV, siendo arzobispo de Zaragoza don Pedro López de Luna y Ximénez de Urrea, tal como confirma la presencia de su escudo en ella. Durante esta primera fase constructiva se llevo a cabo su planta baja: la que durante siglos acogió la sala capitular.

La fábrica se interrumpió precipitadamente al concluirse el mencionado cuerpo inferior, posiblemente a causa de acontecimientos de tan terribles consecuencias como la Peste Negra de 1348 -que dejó reducida a la mitad la población del reino de Aragón- y las Guerras de la Unión (1347-1348). La debilitada situación económica resultante y las dificultades derivadas de la guerra con Castilla -llamada 'de los dos Pedros’- supuso que se demorase considerablemente la reanudación de las obras.

La continuación de la fábrica de esta torre se llevó a cabo en las primeras décadas del siglo XV. Durante esta segunda fase constructiva se elevó el resto de la torre que vemos en la actualidad: la planta primera, también llamada 'del reloj’; la segunda, en la que se abren grandes ventanales; y la tercera o cuerpo de campanas. Se ejecutó en un periodo de gran actividad constructiva en la población -en el que también se lleva a cabo la edificación de la Lonja y del Hospital de San Nicolás- , y en uno de los momentos históricos más brillantes de la historia de Alcañiz: al ser testigo y protagonista de acontecimientos tan significativos como la elevación de Santa María la Mayor a la dignidad de colegiata por Benedicto XIII, el Papa Luna, el 13 de mayo de 1407; la celebración de la llamada Concordia de Alcañiz, entre los años 1411 y 1412; y otro de gran calado como la Disputa de Tortosa (1413-1414), entre cristianos y judíos. Acontecimientos en los que jugaron un papel muy importante tres personas de notable influencia que traspasa ampliamente el ámbito local: el ya citado Benedicto XIII, san Vicente Ferrer y el alcañizano Domingo Ram y Lanaja.

Esta construcción en dos claras fases y la interrupción de la fábrica ya se intuía pero ha quedado confirmada tras los recientes trabajos de restauración y los estudios que los han acompañado. Al cambio en el color y tamaño de los sillares que ya se había observado a partir de la zona media de la primera planta, la interrupción a esta misma altura del cuerpo poligonal que aloja la escalera helicoidal extramural, el retranqueo del plano de la torre en tres de sus caras y la diferencia en el trazado de los arcos que definen los vanos, se suma la evidencia de que el forjado entre la planta baja y primera sirvió durante un tiempo considerable de terraza - con su inclinación y salidas de agua- y la localización de motivos escultóricos inacabados y ocultos bajo los grandes florones barrocos de la planta baja. La diferencia estilística en la labor escultórica también refuerza esta secuencia cronológica.

En el siglo XVI se sustituyó el chapitel gótico original por otro de ladrillo que fue derribado parcialmente en 1845, cuando se colocó un nuevo reloj. En 1985, al llevarse a cabo un proyecto de restauración de esta torre, se eliminó el pequeño cuerpo de ladrillo que todavía conservaba y adquirió el aspecto que mantiene en la actualidad: conclusión aterrazada con un cuerpo de remate de hierro, en el que puede leerse la fecha de 1574.

Enlace de interés: Reapertura de la torre tras su restauración en La Comarca


Rutas artísticas:

Ruta de los miradores


Más información:

- (Reg. 290) Descripción del campanario de Santa María en La Thesorera incluida en las Memorias de Mariano Ardid (1852). Éste reconoce como fuente a fray Tomás Domingo Simón, ff. 38r.-v.


Bibliografía y fuentes documentales:

- ARDID Y PLANO, Mariano, Memorias para escribir la historia de la ciudad de Alcañiz recogidas, compiladas y adiccionadas por don Mariano Ardid y Plano, natural y vecino de dicha ciudad. Alcañiz, año de 1852 (manuscrito inédito).
- BORRÁS GUALIS, Gonzalo M., "Algunas iglesias góticas del Bajo Aragón", Estudios de Edad Media de la Corona de Aragón, núm. 10 (1975).
- BORRÁS GUALIS, Gonzalo M., Enciclopedia Temática de Aragón, Zaragoza, Ediciones Moncayo, tomo 3, Historia del Arte I, 1984.
- CABRÉ AGUILÓ, Juan, Catálogo artístico-monumental de la provincia de Teruel, inédito [1909-1910]. Original conservado en la Biblioteca Tomás Navarro Tomás, CCHS, CSIC.
- CID PRIEGO, Carlos, La Colegiata de Alcañiz, Teruel, Instituto de Estudios Turolenses, 1956.
- MAGDALENA LACAMBRA, Federico, La iglesia colegiata de Alcañiz. Apuntes históricos, Zaragoza, El Noticiero, 1944.
- MARTÍN MARCO, Jorge y GIL BORDÁS, José Ángel, "La antigua iglesia colegial de Alcañiz: un ejemplo de promoción artística en el medievo aragonés", Actas del XIV Coloquio de Arte Aragonés, Zaragoza, Prensas de la Universidad de Zaragoza, 2017, pp. 263-280.
- SIURANA ROGLÁN, Manuel, Arquitectura gótica religiosa del Bajo Aragón Turolense, Teruel, Instituto de Estudios Turolenses, 1982.
- SIURANA ROGLÁN, Manuel, “El gótico en el Bajo Aragón”, en José Ignacio Micolau Adell y Teresa Thomson Llisterri (coords.), Comarca del Bajo Aragón, Colección Territorio, núm. 18, Zaragoza, Gobierno de Aragón, 2005, pp. 135-139. Publicación en internet
- THOMSON LLISTERRI, Teresa, Iglesia de Santa María la Mayor de Alcañiz, Alcañiz, Centro de Estudios Bajoaragoneses, 2006.
- ZAPATER Y SANCHO, Pedro Juan, La Thesorera descubierta i vengada de las injurias del tiempo. Antigüedades i excelencias de la insigne ciudad de Alcañiz..., Alcañiz, 1704, obra inédita (manuscrito conservado en la Real Academia de la Historia).
- ZARAGOZA CATALÁN, Arturo e IBÁÑEZ FERNÁNDEZ, Javier, "Materiales, técnicas y significados en torno a la arquitectura de la Corona de Aragón en tiempos del Compromiso de Caspe (1410-1412)", Artigrama, núm. 26 (2011), pp. 21-102.


Autoría:

TEXTO: Teresa Thomson (2020).
ILUSTRACIONES:
1, 2 y 3. Fotografías actuales. P. Climent, 2020.
4. Grabado antiguo. Autor: Somoza. Publicado en La Ilustración Española y Americana, 1874.
5. Etapas constructivas. Según T. Thomson.
6. Propuesta de superposición de la planta hipotética del templo gótico (en color rosa), zonas conservadas de él (granate) y el barroco (gris). Según J.A. Gil, L.A. Moreno y T. Thomson.
7. Idealización basada en la torre actual con el chapitel gótico que en su día se proyectó para la catedral de Tortosa. Según J.A. Gil.
8. Posible aspecto de la torre en el período en el que se interrumpió su construcción. (1) Escalera extramural. (2) Conexión entre la iglesia y la planta baja de la torre. (3) En línea oculta se representa la conexión de la nave gótica con la escalera extramural. (4) Nivel de interrupción de la construcción de la torre. (5) Escalera intramural tras el reinicio de las obras en la que se aprecian las jambas de la puerta recientemente descubierta sin haberse practicado todavía la rotura del muro para conectar la escalera con la planta primera. Según J.A. Gil


Archivo adjunto: artculo_torre_gtica_compromiso_y_cultura_noviembre_2019.pdf


Volver al inicio del catálogo

© 2012 Fundación Quílez Llisterri. Fomento de Arte y Cultura en el Bajo Aragón.
© 2012 Textos y fotografías, sus autores.

ACCESIBILIDAD: WAI A | W3C HTML 4.1 | W3C CSS