Catálogo Artístico y Monumental

LA ERMITA DE SANTA FLORA

MAS DE LAS MATAS (Bajo Aragón)

Barroco / Neoclásico. Segunda mitad del siglo XVII. Reconstrucción: med. del siglo XIX (1852) y siglo XX (1978)

Juan Gascón (cantero de la primera ermita)

Mampostería y piedra sillar


Descripción:

Esta ermita está situada en las afueras de la población, sobre una suave colina. Es un edificio de una sola nave, testero recto y capillas laterales. Se cubre con bóveda de cañón con lunetos. Tiene coro alto a los pies.

En la fachada principal se refleja el escalonamiento provocado por la mayor altura de la nave respecto a las capillas laterales. En la parte central de esta fachada se eleva una sencilla espadaña de ladrillo.

La piedra sillar sólo se utiliza en las esquinas y en la portada. Ésta es de una gran sencillez. Está definida por dos pilastras lisas -que flanquean el acceso en arco de medio punto- que sustentan un entablamento también liso y un frontón triangular, en cuya parte central se abre una pequeña hornacina.

A Santa Flora -gran centro de devoción popular- se acude en romería en Semana Santa para comerse la rosca y en las fiestas de agosto, durante las "Fiestas Mayores" dedicadas a los patronos de la población San Juan Bautista y Santa Flora.

El Padre Faci en su obra Aragon, reyno de Christo...(1739-1750) recuerda la llegada a Mas de las Matas de la reliquia de esta santa: Por los años de 1628. un vezino de la Villa de la Ginebrosa, deseando servir á Dios en soledad, pidió á los Jurados de esta Villa, la Hermita de Santa Maria Magdalena [...] en el año 1630 [...] fue á visitar los Lugares Santos de Roma [...] Bolviendo, pues, al Mas de las Matas, ofreció la Reliquia al Prior, y demás Oficiales de la Cofradia de San Juan Bautista, y la acceptaron, dando al Hermitaño siete escudos plata. Con el paso de los años creció la devoción hacia la reliquia y finalmente acordaron construir una ermita para acogerla. Concertaron la Obra con Juan Gascon, Cantero, y vezino de la Villa de Calanda, y se obligaron á todo el gasto de ella [...] en el dia de Santa Barbara del año de 1660 se comenzaron á abrir los fundamentos en dicha Partida el Muro [...] se vió concluída la Hermita en el Noviembre del mismo año de 1661. [...] La primera Hermita, de quien he dicho su origen, como casi Milagroso, con el tiempo, y la devocion se aumentó en esta forma, siendo en su principio muy pequeña: Se derribó, y se profanó, agregando su sitio al de la Casa, y al lado de esta se fabricó la Iglesia, que oy existe, y es bastante para desierto: Tiene esta segunda Iglesia, como sesenta y tres años.

En el texto anterior el padre Faci ya databa la pequeña ermita inicial (1660-1661) y la que se construyó unas décadas después (63 años antes de la redacción de su texto). Este segundo edificio fue destruido en el marco de la Primera Guerra Carlista, por iniciativa del general Espartero, lo que exigió su reconstrucción entre 1840 y 1852. Esta nueva ermita no tuvo más suerte ya que fue objeto de gravísimos desperfectos en 1936, al inicio de la última guerra civil. En la década de los años setenta se impulsó su reconstrucción, inaugurándose la nueva ermita en las fiestas de agosto de 1978. En las de este año (2012) se han inaugurado las últimas obras realizadas en ella que han afectado fundamentalmente al aspecto estructural de la cubierta y a las pinturas murales de su interior: proceso en el que han intervenido Santiago Lallana y Andrés Añón.

Santa Flora conserva en su interior dos obras de arte mueble interesantes: su retablo mayor (1886) de estilo neoclásico y una hermosa pila bautismal gótica procedente de la ermita de Santo Domingo.

Desde la plataforma sobre la que se construyó la ermita se puede disfrutar de una bella panorámica que incluye la propia población de Mas de las Matas de la que sobresale su esbelta torre campanario.

A ambos lados del presbiterio se localizan los dos murales que acaban de ser recuperados por Santiago Lallana: Santa Flora. Son obras pictóricas que quieren simular grandes lienzos contenidos en marcos dorados. En el del lado derecho (epístola) se representa a Santa Flora protegiendo al pueblo. El otro también es una escena protagonizada por Santa Flora.


Más información:


Bibliografía y fuentes documentales:

- ÁLVAREZ GARCÍA, Andrés, voz "Mas de las Matas", Gran Enciclopedia Aragonesa, Zaragoza, Ed. Comali, 1987, Ap. II, p. 223.
- AÑÓN ALEGRE, Eugenio, “Iglesia, ermitas y otros lugares de culto en la villa de Mas de las Matas”, en Boletín del Grupo de Estudios Masinos, nº 1 (1981), pp. 107-120.
- BENITO MARTÍN, Félix, Inventario arquitectónico: Teruel. Zaragoza, Departamento de Cultura y Educación de la Diputación General de Aragón, 1991.
- FACI, Roque Alberto, Aragon, reyno de Christo y dote de Maria Santissima, Zaragoza, 1739, 1759 (edición facsímil realizada por la Diputación General de Aragón, 1979).
- MARTÍN COSTEA, Antonio, “La Arquitectura de Mas de las Matas (Teruel) a través de su Historia”, en Boletín del Bajo Aragón, nº 1, Instituto Cultural del Bajo Aragón, 2003, pp. 277-367.
- SEBASTIÁN LÓPEZ, Santiago, Inventario artístico de Teruel y su provincia, Madrid, Ministerio de Educación y Ciencia, 1974.
- THOMSON LLISTERRI, Teresa, Características y difusión del arte barroco en el Bajo Aragón Turolense (inédito).


Autoría:

TEXTO: Teresa Thomson. FOTOGRAFÍAS: Paco Climent, 2012.
PLANTA: Santiago Sebastián, Inventario artístico de Teruel y su provincia, Madrid, Ministerio de Educación y Ciencia, 1974, p. 280.


Volver al inicio del catálogo

© 2012 Fundación Quílez Llisterri. Fomento de Arte y Cultura en el Bajo Aragón.
© 2012 Textos y fotografías, sus autores.

ACCESIBILIDAD: WAI A | W3C HTML 4.1 | W3C CSS