Catálogo Artístico y Monumental

El castillo-convento calatravo

ALCAÑIZ (Bajo Aragón)

Siglo XII-XIV (s. XVI)

Piedra sillar.


Descripción:

El castillo-convento calatravo fue sede y lugar de residencia de los comendadores, administradores, priores y alcaides de la Encomienda Mayor y Priorato de la Orden de Calatrava durante el tiempo que tuvo efectividad el señorío y constituye un claro ejemplo del intenso mecenazgo artístico de los calatravos en el Bajo Aragón.

Este castillo, que durante siglos fue símbolo del poder opresor que la Orden de Calatrava ejerció sobre la Ciudad, es hoy uno de sus elementos consustanciales y emblemáticos.

De los restos de mayor antigüedad –siglos XII y XIV- destacan la capilla románica dedicada a Santa María Magdalena, el claustro protogótico, la torre del Homenaje gótica y la torre de Lanuza, reformada en el siglo XVI.

Es también interesante la zona (situada al sur del conjunto) de las antiguas caballerizas y del cuerpo de guardia, que en la actualidad acogen al bar y a la recepción del Parador; y los restos (situados en el ala oeste) sobre los que se ha realizado recientemente la ampliación del complejo hotelero, que se han identificado con el antiguo refrectorio y sala capitular.

El interés del castillo calatravo original es extraordinario, pues –tal como han demostrado las últimas excavaciones realizadas en el ala oeste- se trataría de una de las primeras construcciones españolas en las que se aceptaría el modelo 'Felipe Augusto’ que empieza a triunfar en Europa alrededor del año 1200. Se trata de un modelo de castillo de planta regular (generalmente cuadrada o rectangular), flanqueado por torres defensivas, con adarve que recorre sus murallas y con patio interior. En el caso de Alcañiz, probablemente, con cuatro torres en las esquinas y otras intermedias en sus lados mayores.

El origen del castillo de Alcañiz, aunque todavía no bien definido, hay que relacionarlo con las fortalezas construidas en el territorio fronterizo con el mundo islámico. En el estado actual de los estudios, se puede afirmar que Alcañiz ya había quedado bajo dominio cristiano en tiempos de Alfonso I (posiblemente en 1117), pero que no fue reconquistada definitivamente hasta 1157, por Ramón Berenguer IV, quien en su carta puebla se reservó para sí el “castillo de Alcañiz”, por lo que se deduce que antes de esta fecha ya existía una construcción defensiva que ya se reconocía con esta denominación, y que posiblemente se trataba de un sencillo bastión defensivo construido por Alfonso I, que seguiría el modelo o tipo románico conocido como donjon. Lo que sí se conoce ya con certeza es que, en 1179, el rey Alfonso II donó el castillo y la villa de Alcañiz a la Orden de Calatrava, momento a partir del cual se convirtió en la capital de la encomienda aragonesa. Todo parece indicar que, precisamente, tras la donación a la Orden de Calatrava, ésta realizaría o iniciaría la construcción del castillo-convento que hoy, aunque modificado, conocemos y que se ajustaba a las necesidades de una orden de carácter militar y religioso como la de Calatrava. De ahí que las principales dependencias de él fuesen sus elementos defensivos, su capilla y su claustro. Su estilo artístico –próximo al cister- apunta también a que la construcción se debió llevar a cabo entre finales del siglo XII y principios del XIII, en torno al año 1200.


Más información:

- (Reg. 289) Construcción de la primera fortaleza en tiempos de Alfonso I. ARDID y PLANO, Mariano, Memorias para escribir la historia de la ciudad de Alcañiz recogidas, compiladas y adiccionadas por don Mariano Ardid y Plano..., ff. 27v.–28r. ,


Bibliografía y fuentes documentales:

- ARDID y PLANO, Mariano, Memorias para escribir la historia de la ciudad de Alcañiz recogidas, compiladas y adiccionadas por don Mariano Ardid y Plano, natural y vecino de dicha ciudad. Alcañiz, año de 1852 (manuscrito inédito).
- BENAVENTE SERRANO, José Antonio (coord.), El Cerro de Pui Pinos y el Castillo de Alcañiz. Una presencia histórica, Al-Qannis, Boletín del Taller de Arqueología de Alcañiz, núm. 1 (monográfico), Alcañiz, Ayuntamiento de Alcañiz / Taller de Arqueología de Alcañiz, 1993.
- BENAVENTE SERRANO, José Antonio (coord.), El castillo de Alcañiz, Al-Qannis, Boletín del Taller de Arqueología de Alcañiz, núm. 3-4 (monográfico), Alcañiz, Taller de Arqueología de Alcañiz, 1995.
- CARUANA GÓMEZ DE BARREDA, Jaime, “La Orden de Calatrava en Alcañiz”, Teruel, núm. 8 (1952), pp. 1-176.
- CARUANA GÓMEZ DE BARREDA, Jaime, “El castillo de Alcañiz”, Teruel, núm. 13 (1955), pp. 5-116.
- GUITART APARICIO, Cristóbal, Los castillos turolenses, Teruel, Instituto de Estudios Turolenses, col. Cartillas turolenses, núm. 9, 1987.
- THOMSON LLISTERRI, Teresa, “El castillo de Alcañiz” en José Ignacio Micolau Adell y Teresa Thomson Llisterri (coords.), Comarca del Bajo Aragón , Colección Territorio, núm. 18, Zaragoza, Gobierno de Aragón, 2005, pp. 140-143. Publicación en internet
- VIDIELLA JASSÀ, Santiago, Contribución al catálogo de comendadores de Alcañiz. Orden de Calatrava, Alcañiz, Centro de Estudios Bajoaragoneses, col. Textos Recuperados, núm. 2, 1997.
- V.V.A.A., El castillo de Alcañiz, Teruel, Instituto de Estudios Turolenses, col. Cartillas turolenses, núm. 19, 1998.


Autoría:

TEXTO: Teresa Thomson. FOTOGRAFÍAS: Paco Climent.
COLABORACIÓN (fuentes): Ana Domenech y Raúl Tabuenca (UNIVERSA, 2019).


Volver al inicio del catálogo

© 2012 Fundación Quílez Llisterri. Fomento de Arte y Cultura en el Bajo Aragón.
© 2012 Textos y fotografías, sus autores.

ACCESIBILIDAD: WAI A | W3C HTML 4.1 | W3C CSS