Catálogo Artístico y Monumental

EL PUENTE SOBRE EL RÍO GUADALOPE

CASTELSERÁS (Bajo Aragón)

Origen bajomedieval: siglo XIV. Recostrucción en el siglo XVIII y reformas posteriores.

Piedra sillar

Altura: 13,30 m. Longitud: 80,40 m. Anchura (llanura): 80-82 m.


Descripción:

Gran puente sobre el río Guadalope, próximo a su confluencia con el Mezquín. Situado en la parte baja de la población, en su zona septentrional.

Por su longitud y calidad de fábrica está considerado uno de los mejores de la provincia de Teruel. Sobre él se construyeron varias capillas o templetes barrocos. Todavía conserva una capilla en el centro (sobre la pila central), de planta cuadrada y cubierta con cúpula de piedra. También otra de menores dimensiones concebida como un templete y que subraya el concepto de puente-puerta. Está situada en el extremo más alejado de la población, y presenta cubierta piramidal y columnas dóricas.

Está definido por cuatro arcos ligeramente rebajados. Tres de ellos de grandes dimensiones y un cuarto más pequeño.

Su datación bajomedieval la confirman sus pilas-tajamares que ascienden desde el propio lecho de roca hasta el tablero. Estos tajamares adosados a las pilas con su sección triangular aguas arriba dividen la corriente y mitigan el empuje directo del agua contra el puente. También muestra otra característica propia de los puentes medievales: la estrechez de la calzada, premeditada para aligerar la obra, que se intenta paliar con la incorporación de ensanchamientos que coinciden con los tajamares, que se prolongan en altura hasta la propia calzada. Conserva su pretil original construido, como el conjunto de la obra, con piedra sillar.

Bajo el arco central se conservan varias pilas de piedra rectangulares que se utilizaban como lavaderos y la fuente de tres caños que les abastecía de agua.

Alma López-Avilés (1998) puntualiza que se reconstruyó en el siglo XVIII y fue parcialmente destruido (volado) durante la última guerra civil, lo que exigió su reparación en madera, obra que, a su vez, fue derribada en una crecida del Guadalope acaecida alrededor de 1945-47.

Este puente debió ser testigo del intenso tráfico fluvial al que alude Pascual Madoz (1845-1850): “...es esta villa como una especie de puerto por la proporción que ofrece el río, por el cual bajan millares de maderas para Alcañiz, Caspe, Calanda y otros pueblos”. Además, hace una referencia a este puente cuando presenta a la población: “situada en la confluencia de los ríos Guadalope y Mezquín, parte en llano y parte en la pendiente de un cerro que va a terminar en el mencionado río Guadalope, sobre el cual hay un puente de excelente construcción con cuatro arcos que estriban sobre peña viva”.

También debió ser testigo de un buen número de crecidas del Guadalope, algunas tan extraordinarias como la de 8 de mayo de 1658, que mereció que se requiriera la presencia del notario Joan Francisco Gargallo para que testificase acto público acerca de la crezida o hauenida de agua tan grande en el río Guadalop, que por la misericordia de Dios o por justos juizios suyos, hauían sucedido el presente día [...] Y para que en los tiempos benideros constase de las cosas que se hauían visto. Tal como se especifica en este documento -conservado en el Archivo Histórico de Protocolos de Alcañiz- esta riada fue tan tremenda que el agua del Guadalope llegó a saltar sobre este puente de Castelserás.


Más información:

(Reg. 108) DOCUMENTO. Crecida del río Guadalope, a su paso por la población de Castelserás


Bibliografía y fuentes documentales:

- BENAVENTE, José Antonio y PUCHE, José (coordinadores), Obras hidráulicas del Bajo Aragón, Teruel / Zaragoza, Diputación Provincial de Teruel / Prames, colección Losa Mora núm. 3, 2008.
- BENITO MARTÍN, Félix, Patrimonio histórico de Aragón. Inventario arquitectónico: Teruel, Zaragoza, Departamento de Cultura y Educación de la Diputación General de Aragón, 1991.
- IRANZO MUÑÍO, María Teresa, "La construcción pública en la Edad Media", Caminos y comunicaciones en Aragón, Zaragoza, Institución Fernando el Católico, 1999, pp. 121-133.
- IRANZO MUÑÍO, María Teresa, "Cruzando cauces", Patrimonio hidráulico del Bajo Aragón turolense: usos del agua, Teruel / Zaragoza, Diputación Provincial de Teruel / Prames, 2009, pp. 101-111.
- LÓPEZ AVILÉS, Alma, “Las avenidas históricas registradas en diversos municipios del curso alto y medio de los ríos Guadalope y Bergantes (Maestrazgo-Bajo Aragón)” en Boletín del Grupo de Estudios Masinos, 19 (1998), pp. 477-559.
- MADOZ, Pascual, Diccionario Geográfico Estadístico Histórico de España y sus posesiones de ultramar, Zaragoza, Diputación General de Aragón, 1986. Reproducción facsímil parcial de la ed. de Madrid, Establecimiento tipográfico de P. Madoz y L. Sagasti, 1845-1850.
- MESTRE CATALÁN, Manuel, "Acto público de relaçión berdadera de la crezida o habenida del río Guadalop (1658)", en Boletín del Centro de Estudios Bajoaragoneses, IX-X (2005), pp. 279-284.
- MICOLAU ADELL, José Ignacio y THOMSON LLISTERRI, Teresa (coord.), Comarca del Bajo Aragón, Zaragoza, Gobierno de Aragón, Colección Territorio, núm. 18, 2005.


Autoría:

TEXTO: Teresa Thomson. FOTOGRAFÍAS: Paco Climent.


Volver al inicio del catálogo

© 2012 Fundación Quílez Llisterri. Fomento de Arte y Cultura en el Bajo Aragón.
© 2012 Textos y fotografías, sus autores.

ACCESIBILIDAD: WAI A | W3C HTML 4.1 | W3C CSS