Catálogo Artístico y Monumental

EL ANTIGUO CONVENTO DE NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. EL ANTIGUO CLAUSTRO

ALCAÑIZ (Bajo Aragón)

Renacimiento. Siglo XVII

Piedra sillar y ladrillo.


Descripción:

El antiguo claustro está, en el momento actual, incluido en el edificio de juzgados. Continúa la tradición renacentista y se estructura en dos plantas de arquerías sobre columnas.

Una actuación de hace unas décadas supuso la modificación de la altura de la arquería inferior, por medio de unos grandes basamentos, hasta recuperar el nivel del suelo original. Precisamente en el transcurso de estos trabajos se localizó un gran aljibe y las correspondientes conducciones realizadas por medio de tubos cerámicos.

Este claustro permite evocar las primeras décadas de presencia de la orden carmelita en Alcañiz y la fundación de su convento en 1602, tras la licencia concedida para ello -el 27 de noviembre de dicho año- por la Colegial y el Concejo de la entonces villa alcañizana.

Tal como se especifica en la licencia que se acaba de mencionar, el convento se fundó en las casas del infanzón Ramón de Santa Pau y Cavaller, situadas en la parroquia de San Juan, junto a la acequia Nueva. Para ello se formalizó -el 15 de enero de 1603- la venta de estas casas con corrales y huerto por parte del citado infanzón, su esposa y su hermano Jerónimo Santa Pau a favor del "futuro convento". A estas casas como germen de la construcción conventual hace referencia Pedro Juan Zapater Sancho en su Thesorera (1704), alabando que a mas de ser desaogadas, espaciosas y fuertes, pues de silleria y piedra labrada estaban, y estan en sitio muy acomodado para Convento. Porque a un lado de la Ciudad en aquella parte que llamamos arrabal, y mira al Oriente, y contignas a la Vega de aquel paraje, esta en una de las Calles principales, y casi en medio de la Ciudad, y assi participa, y goza de los aires del desaogo de hermosas vistas, y untamente del concurso del Pueblo.

Progresivamente debieron llevar a cabo la adaptación de las casas que habían comprado de acuerdo a sus necesidades. Durante el siglo XVII se construyó este claustro y ya a finales de esta centuria el tempo barroco que se apoyó sobre la construcción original. La existencia de un edificio anterior se confirma en el muro lateral del templo que da a la calle del Carmen en el que se conserva una puerta -hoy cegada- con gran dovelaje y una capilla-hornacina con la fecha de 1669.

Es interesante la descripción que hace de este claustro Pedro Juan Zapater:

[...] Los claustros tienen de largo 36 pasos en cada lienzo con cinco grandes columnas que se levantan del mismo suelo con sus pedestales, vasas y capiteles y arcos sobre [los] que se forma la bobeda llana.

Subese por una espaciosa escala adornada de una media naranja con su linterna a los sobreclaustros, que son muy buenos, con sus columnas de piedra que les hermosean mucho. Sirven estos de dormitorios, por todos ellos hay celdas
[...]

Zapater describe también la iglesia y otras estancias que completaban el convento y que no se han conservado como el refrectorio y la cocina. A ello se sumaba una suficiente huerta para las hortalizas con algunos naranjos y muchos otros arbores frutales y paras que administran mucho de recreo y de regalo a los religiosos y con una acequia grande por dentro del mismo Convento.


Más información:


Bibliografía y fuentes documentales:

- GONZÁLEZ HERNÁNDEZ, Vicente, Noticias histórico-artísticas de Alcañiz. Siglos XVI y XVII, Alcañiz, Centro de Estudios Bajoaragoneses, 1994.
- ZAPATER Y SANCHO, Pedro Juan, La Thesorera descubierta i vengada de las injurias del tiempo. Antigüedades i e xcelencias de la insigne ciudad de Alcañiz..., 1704. Manuscrito conservado en la Real Academia de la Historia.


Autoría:

TEXTO: Teresa Thomson. FOTOGRAFÍAS: Paco Climent.


Volver al inicio del catálogo

© 2012 Fundación Quílez Llisterri. Fomento de Arte y Cultura en el Bajo Aragón.
© 2012 Textos y fotografías, sus autores.

ACCESIBILIDAD: WAI A | W3C HTML 4.1 | W3C CSS