Catálogo Artístico y Monumental

LA IGLESIA PARROQUIAL DE NUESTRA SEÑORA DEL REMEDIO

LA CEROLLERA / LA SOROLLERA (Bajo Aragón)

Barroco. Mediados del siglo XVIII (inscripción, 1762). Restauración finalizada en 1998

Antonio Moreno (maestro de obras)

Piedra sillar, ladrillo (torre y cimborrio) y otros materiales


Descripción:

Este templo barroco nació de la decisión tomada a mediados del siglo XVIII de edificar una nueva iglesia de mayores dimensiones y acorde con el gusto de la época. Para ello, en 1734 el lugar de La Cerollera contrató a Antonio Moreno, maestro de obras vecino de Valdeltormo.

La construcción de este edificio se interrumpió a los dos años de su inicio y se retomó en 1759. Se concluyó a los pocos años, tal como confirma la inscripción conservada en su portada, donde puede leerse la fecha de 1762.

Esta obra sigue el modelo de iglesia barroca que triunfó en el Bajo Aragón en las décadas centrales del siglo XVIII: edificio de planta rectangular con tres naves de igual altura, divididas por esbeltos pilares dobles que crean un espacio amplio y unitario, siguiendo la idea de la basílica del Pilar de Zaragoza y de la iglesia colegial de Alcañiz. Este modelo tradicionalmente se ha denominado "pilarista" precisamente por su vinculación con el templo del Pilar. Como es habitual en este tipo de templos, en la iglesia parroquial de La Cerollera la nave central y los brazos de la nave crucero se cubren con bóveda de cañón con lunetos; las naves laterales, con bóveda de arista y el crucero, con cúpula.

A pesar de sus dimensiones reducidas, es un edificio equilibrado y bello, con un espacio interior amplio, proporcionado por sus esbeltos pilares. La cúpula central se eleva sobre un pequeño tambor y carece de linterna; su intradós está decorado con motivos en estuco y sus pechinas, con los cuatro Evangelistas.

Exteriormente destacan dos elementos: su portada y su torre-campanario. Ambas situadas a los pies del templo. La torre tiene un primer cuerpo de piedra sillar que forma parte de la fachada principal.

Esta iglesia padeció graves destrozos en la pasada guerra civil, perdiendo todos sus retablos y sufriendo importantes mutilaciones las figuras de estuco de su cúpula. La sillería del coro antiguo, afortunadamente, sí que se conservó.

La construcción de este edificio debe enmarcarse en el impulso renovador del barroco aragonés que llenó el Bajo Aragón de numerosos edificios religiosos y civiles. Gran número de iglesias fueron demolidas y en su lugar se levantaron construcciones barrocas de mayor o menor tamaño. El documento de capitulación de esta obra que se conserva en el Archivo Histórico de Protocolos de Alcañiz así lo confirma. Está fechado el 18 de julio de 1734 y por medio de él Antonio Moreno, maestro de obras de Valdeltormo, acepta la fábrica y templo de la iglesia nueba del dicho lugar de La Zerollera, especificando que se cuenta con licencia que tenemos para ello de la villa de Monroyo.

Es importante resaltar que ya al final del documento se precisa que será obligación del lugar [...] asistirle para derruir la iglesia vieja. Lo que confirma que esta nueva fábrica se realizó tras demolerse el templo anterior.

Antonio Moreno se obligó a concluirla en cuatro años. El precio se fijó en mil trescientos pesos de ocho reales de plata cada uno, debiendo cobrar cada año treinta pesos en dinero. Según el documento de capitulación y concordia, la iglesia parroquial de La Cerollera se construiría fundamentalmente de mampostería, si bien diversas zonas como las esquinas, contraesquinas y el segundo cuerpo de la torre debían ser de piedra a picón. En cuanto a su torre, su cuerpo aya de tener treinta y dos palmos (...) tendrán de grueso las paredes seis palmos, en el adorno de pilastra. Además, se deverá adornar de orden dórico, con su pedestrelado conforme la traza. También puntualiza que se debía blanquear todo el interior de la iglesia y pavimentarla con ladrillo. El coro se debía situar sobre arco rebajado. Y, finalmente, describe cómo debía ser su portada.

Debido a los conflictos entre el maestro de la obra y los vecinos, éste decidió renunciar a la fábrica de este templo el 8 de abril de 1736.

Tras un periodo de inacción, las obras se reanudaron en 1759. En mayo de 1761 se desmotó en su totalidad el templo antiguo -para reaprovechar sus materiales- y el sagrario se trasladó a la Casa de la Cofradía para continuar el culto en ella. Las obras continuaron a buen ritmo y el día de San Pedro de 1767 pudo inaugurarse el nuevo templo con una solemne procesión que incluyó la traslación del Santísimo a la mui amada y ermosa iglesia nueva.



Más información:

(Reg. 23) THOMSON LLISTERRI, Teresa, Las Artes en el Bajo Aragón en la primera mitad del siglo XVIII. Estudio documental, Alcañiz, Centro de Estudios Bajoaragoneses, 1998, pp. 72-74.
(Reg. 24) DOCUMENTO. Capitulación de las obras del templo parroquial de La Cerollera. Pub. THOMSON LLISTERRI, Teresa, Las Artes..., 1998, pp. 319-322.


Bibliografía y fuentes documentales:

-BEL TERRADO, Fº Javier y CASADO LÓPEZ, Manuel, "Una visión histórica de La Cerollera, a través de su iglesia", en Boletín del Bajo Aragón, núm. 2, Instituto Cultural del Bajo Aragón (ICBA), 2004, pp. 7-142.
- BENITO MARTÍN, Félix, Patrimonio histórico de Aragón. Inventario arquitectónico: Teruel, Zaragoza, Departamento de Cultura y Educación de la Diputación General de Aragón, 1991.
- MADOZ, Pascual, Diccionario Geográfico Estadístico Histórico de España y sus posesiones de ultramar, Madrid, Est. tipográfico de P. Madoz y L. Sagasti, 1845-1850. Ed. facsímil, Zaragoza, Diputación General de Aragón, 1986.
-MICOLAU ADELL, José Ignacio, THOMSON LLISTERRI, Teresa, “De Aguaviva a Valdealgorfa”, en José Ignacio Micolau Adell y Teresa Thomson Llisterri (coords.), Comarca del Bajo Aragón , Colección Territorio, núm. 18, Zaragoza, Gobierno de Aragón, 2005, pp. 329-346. Publicación en internet
- SEBASTIÁN LÓPEZ, Santiago, Inventario artístico de Teruel y su provincia, Madrid, Ministerio de Educación y Ciencia, 1974.
- THOMSON LLISTERRI, Teresa, Las Artes en el Bajo Aragón en la primera mitad del siglo XVIII. Estudio documental, Alcañiz, Centro de Estudios Bajoaragoneses, 1998.
THOMSON LLISTERRI, Teresa, “El arte barroco en la comarca del Bajo Aragón” en José Ignacio Micolau Adell y Teresa Thomson Llisterri (coords.), Comarca del Bajo Aragón , Colección Territorio núm. 18, Zaragoza, Gobierno de Aragón, 2005, pp. 151-167. Publicación en internet


Autoría:

TEXTO: Teresa Thomson. FOTOGRAFÍAS: Paco Climent, 2008-2009.
PLANTA: Santiago Sebastián, Inventario artístico de Teruel y su provincia, Madrid, Ministerio de Educación y Ciencia, 1974, p. 157.
COLABORACIÓN (fuentes): Ana Domenech y Raúl Tabuenca (UNIVERSA, 2019).


Volver al inicio del catálogo

© 2012 Fundación Quílez Llisterri. Fomento de Arte y Cultura en el Bajo Aragón.
© 2012 Textos y fotografías, sus autores.

ACCESIBILIDAD: WAI A | W3C HTML 4.1 | W3C CSS