Catálogo Artístico y Monumental

LA CASA CONSISTORIAL - EL AYUNTAMIENTO

ALCAÑIZ (Bajo Aragón)

Renacimiento. Siglo XVI (1565-1570). Reformas: s. XVIII y XX.

Piedra sillar, ladrillo y madera.

B.I.C. (Resol. 03/06/1931)


Descripción:

Este edificio es un magnífico ejemplo de arquitectura renacentista aragonesa que forma un bello conjunto con la inmediata lonja gótica. Es reflejo de una época de esplendor económico y, fundamentalmente, de un cambio socio-político.

Ejerció una fuerte influencia en las otras casas consistoriales que se construyeron posteriormente en el Bajo Aragón y que definieron el denominado 'foco bajoaragonés’. La monumentalidad de estas casas consistoriales se relaciona con el deseo de los respectivos Concejos de convertirlas en símbolo del poder municipal frente al poder señorial, que en esta zona estaba en manos fundamentalmente de la Orden de Calatrava.

Su fachada principal es una bella obra clasicista. Toda ella está realizada en piedra sillar y denota un elevado grado de equilibrio, con una distribución clara y racional: tres cuerpos y tres calles. Presenta vanos adintelados y sucesión de órdenes en las columnas de sus respectivos pisos. En la zona superior se desarrolla la característica arquería o 'galería aragonesa', en este caso definida por amplios arcos de medio punto apoyados sobre esbeltas columnas.

La fachada lateral está realizada mayoritariamente en ladrillo (salvo su parte inferior) y se decora con bandas en esquinilla de tradición mudéjar. Un doble alero de madera corona las dos fachadas y da unidad al conjunto.

El patio ocupa gran parte de su planta baja. Tiene columnas de fuste liso y capitel decorado con flores. En su salón de sesiones se conservan dos interesantes fragmentos de pintura gótica mural procedentes del castillo alcañizano: la Rueda de la Fortuna y el Trovador.

Se construyó bien avanzado el siglo XVI (1565-1570). Esta datación es aproximada porque desgraciadamente hasta este momento no se ha localizado el documento de contrato o capitulación de esta obra. Sí que se tiene constancia de que una década antes, concretamente el 14 de enero de 1547, el Concejo ya había adquirido dos casas inmediatas para "crecer las comunes". Es decir, que la monumental casa consistorial que vemos en la actualidad se planteó en principio como la ampliación del edificio que el Concejo utilizaba para sus reuniones desde el siglo XIV, exactamente desde 1379.

En el siglo XVIII se realizó una profunda reforma que afectó a diversas zonas de este edificio. También se le añadió el gran escudo barroco que preside su fachada principal, sobre el que se ve una inscripción con el año 1742.

En los años 80 del siglo XX se amplió y se reformó de nuevo su interior.

Dos inscripciones conservadas en su gran patio recuerdan tanto la construcción como la gran ampliación barroca: SE IZO AÑO 1570 y SE RENOUO 1797.

El evidente vínculo entre este edificio y la lonja anexa obliga a que deban concebirse como integrantes de un conjunto que a su vez es el resultado de un proyecto global, en el que es fundamental el valor representativo y simbólico asociado al poder municipal, a la ciudad. Para valorar exactamente este conjunto, pieza clave de la plaza Mayor o centro del nuevo trazado urbano que se define en el siglo XVI, es imprescindible llevar a cabo un estudio en profundidad de la lonja que nos permita conocer la génesis y fases constructivas de tan espectacular complejo arquitectónico.

Esta casa consistorial y la lonja se declararon monumentos histórico-artísticos, mediante decreto del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes de 3 de junio de 1931, publicado en la Gaceta de Madrid de 4 de junio de 1931. Actualmente, Bienes de Interés Cultural, en categoría de Monumento.

Enlace de interés: fotografía antigua procedente del Archivo Galiay (1900-1952) [DARA]

Enlace de interés: CABRÉ AGUILÓ, Juan, Catálogo artístico-monumental de la Provincia de Teruel, inédito [1909-1910], tomo II, lám. 68, fig. 264 [pp. 212-213, 216].


Rutas artísticas:

Ruta de las casas consistoriales


Más información:

(Reg. 209) ARDID Y PLANO, Mariano, Memorias para escribir la historia de la ciudad de Alcañiz recogidas, compiladas y adiccionadas por don Mariano Ardid y Plano, natural y vecino de dicha ciudad. Alcañiz, año de 1852 (manuscrito inédito).


Bibliografía y fuentes documentales:

- ARDID Y PLANO, Mariano, Memorias para escribir la historia de la ciudad de Alcañiz recogidas, compiladas y adiccionadas por don Mariano Ardid y Plano, natural y vecino de dicha ciudad. Alcañiz, año de 1852 (manuscrito inédito).
- BENITO MARTÍN, Félix: Inventario arquitectónico: Teruel, Zaragoza, Departamento de Cultura y Educación de la Diputación General de Aragón, 1991.
- CABRÉ AGUILÓ, Juan, Catálogo artístico-monumental de la provincia de Teruel, inédito [1909-1910]. Original conservado en la Biblioteca Tomás Navarro Tomás, CCHS, CSIC.
- LAGUÉNS GONZÁLEZ, Miguel A., “Evolución urbana de Alcañiz”, Al-Qannis, Boletín del Taller de Arqueología de Alcañiz, núm. 3-4 (monográfico), Alcañiz, Taller de Arqueología de Alcañiz, 1995, pp. 301-345.
- LOMBA SERRANO, Concepción, La casa consistorial en Aragón. Siglos XVI y XVII, Zaragoza, Diputación General de Aragón, 1989.
- LOMBA SERRANO, Concepción, "Las Casas Consistoriales del Bajo Aragón”, Comarca del Bajo Aragón, Gobierno de Aragón, Colección Territorio, núm. 18, 2005, pp. 145-149.
- SEBASTIÁN LÓPEZ, Santiago, Inventario artístico de Teruel y su provincia, Madrid, Ministerio de Educación y Ciencia, 1974.


Autoría:

TEXTO: Teresa Thomson. FOTOGRAFÍAS: Paco Climent. COLABORACIÓN (fuentes): Jorge Martín


Volver al inicio del catálogo

© 2012 Fundación Quílez Llisterri. Fomento de Arte y Cultura en el Bajo Aragón.
© 2012 Textos y fotografías, sus autores.

ACCESIBILIDAD: WAI A | W3C HTML 4.1 | W3C CSS