Catálogo Etnográfico

DOMINGO DEL VOTO

ALCAÑIZ (Bajo Aragón)

Fiestas . El segundo domingo después del Domingo de Resurrección


Descripción:

El origen se remonta al siglo XVIII, cuando tras una pertinaz sequía se decidió peregrinar a la ermita de Pueyos para solicitar agua. Tras conceder la Virgen el favor solicitado, el 25 de abril de 1738, el Concejo de la ciudad acuerda y se obliga en nombre de esta Ciudad, por si y sus successores, con voto solemne, a ir una vez cada año perpetuamente en procession general, a la hermita de Nuestra Señora de los Pueyos a dar gracias por el beneficio del agua recivido en este presente mes y año, y por los demas favores y beneficios que aquella Santa Ymagen ha hecho a esta Ciudad y sus moradores, desde que milagrosamente se aparecio en aquel sitio, y a implorar su patrocinio y amparo para en adelante. Además, el acta del Ayuntamiento de Alcañiz de 28 de abril de 1738 -conservada como la anterior en el Archivo Municipal- da cuenta de cómo, tras el acuerdo municipal mencionado, hauia el Cavildo Eclesiasatico aprovado y admitido la resolucion del Ayuntamiento, e igualmente se hauia votado en Capítulo General de toda la Yglesia, y hauia quedado admitida, deuiendo hacerse la procesion la segunda dominica despues de Pasqua de Resurreccion. Este voto ya lo recoge el Padre Faci en su interesante obra de 1739 (ver bibliografía).

En la actualidad, sigue cumpliéndose este voto o compromiso y Alcañiz, en romería que parte de la plaza de España, se dirige hacia el santuario de Pueyos para celebrar el "Domingo del Voto" cada segundo domingo posterior al Domingo de Resurrección. En ella participa la Corporación municipal. Durante la jornada festiva se celebra un acto litúrgico en la explanada del santuario y posteriormente tiene lugar el componente lúdico: almuerzo, juegos...

Un mural cerámico situado a la izquierda del acceso principal a la ermita, realizado por Fidel Ferrando en 1989, recuerda el compromiso ya citado de "[...] ir una vez cada año perpetuamente en procesión general a la ermita de Nuestra Señora de los Pueyos a dar gracias por el beneficio del agua [...] Alcañiz, 25 de abril de 1738"

Desde el año 1978, este mismo día se procede a la renovación o relevo de los "quintos de Pueyos" en un emotivo acto que se desarrolla tras la misa, en el que los quintos 'entrantes' reciben una medalla con la imagen de la Virgen que les es colocada por los 'salientes'.

Este acto tiene su germen en el acuerdo de la cofradía de 12 de marzo de 1947 que establecía que “se nombrará cada año, en el Día del Voto, un prior y dos subpriores, que regirán durante todo el año la Cofradía, nombrando el prior de los grupos de numerarios y protectores, y los subpriores, del grupo de cofrades ordinarios”. Así se procedió, año tras año, hasta 1977. Ese mismo año, 1977, el 20 de septiembre, a instancias del prior don Antonio Soler Aranaz, se reúne en sesión extraordinaria la Junta de Pueyos y aprueba un sistema de elección "más equitativo y sin discriminación alguna". Propone que "cada fiesta y año consiguiente, de los que formaron la quinta para ir a cumplir el servicio militar, y ahora cumplen 65 años, hoy al jubilarse de aquellas actividades que fueron su medio de vida, podría formarse una lista, obtenida en el Registro Civil, citarlos y de entre ellos, por sorteo, obtener la persona o nombre para prior. Un segundo sorteo de los restantes nos daría el subprior, que sustituiría al prior si por alguna causa éste no pudiera asistir. Y el resto, todos mayordomos". Esto tendría, "además de igualdad de posibilidad de elección, el aliciente de volver a reunirse los que un día fueron al servicio militar y, quizás, ocasión para reanudar aquellos lazos de amistad, aquellos jóvenes, hoy con las sienes blancas".

Por los asistentes se toma con ilusión esta propuesta y es aceptada. No obstante la Junta Permanente considera "que todos los hijos de esta Ciudad de Alcañiz, vivan aquí o en otros lugares, así como los demás residentes, son cofrades de la Virgen de Pueyos y se prescindirá de las listas y de las cuotas que cada uno aportaba, según su inscripción y referencia anterior, puesto que la Virgen es Madre de todos".

De este modo, en 1978, se inicia la historia de las “Quintas de Pueyos” que ya cuenta con más de tres décadas de existencia.

Enlace de interés: El santuario de la Virgen de Pueyos, Catálogo Artístico y Monumental del Bajo Aragón, CAMCBA:
Enlace de interés: Ayuntamiento de Alcañiz
Enlace de interés: Comarca del Bajo Aragón-Alcañiz


Más información:


Bibliografía y fuentes documentales:

- Actas municipales en las que se acuerda por el Concejo de Corregidor y Regidores de la ciudad de Alcañiz, con voto solemne, ir una vez cada año perpetuamente a la ermita de Nuestra Señora de los Pueyos..., Ayuntamiento de Alcañiz, 1985.
- FACI, Roque Alberto, Aragón reyno de Christo y dote de María Santísima, Zaragoza, 1739, 1750. Edición facsímil realizada por la Diputación General de Aragón, 1979.
- SÁENZ GUALLAR, Francisco Javier, Tiempo de fiesta. La fiesta en Aragón, col. Biblioteca Aragonesa de Cultura, 50, Zaragoza, Ibercaja Obra Social y Cultural, 2007.

DOCUMENTACIÓN:
- Libro de Actas del Ayuntamiento de Alcañiz, 1736-1740, Archivo Municipal.
- Libro de la Cofradía de Pueyos.


Autoría:

TEXTO: Área de Patrimonio de la Comarca del Bajo Aragón. COLABORACIÓN: Teresa Thomson.
FOTOGRAFÍAS: Paco Climent, 2009-2013.


Volver al inicio del catálogo

© 2012 Fundación Quílez Llisterri. Fomento de Arte y Cultura en el Bajo Aragón.
© 2012 Textos y fotografías, sus autores.

ACCESIBILIDAD: WAI A | W3C HTML 4.1 | W3C CSS