Catálogo Artístico y Monumental

La portada de la antigua iglesia de Santa Lucía (iglesia de 'Santo Domingo')

ALCAÑIZ (Bajo Aragón)

Renacimiento. Siglo XVI

Piedra arenisca.


Descripción:

Portada situada a los pies de la iglesia. Elemento clave de la gran reforma efectuada en este templo en el siglo XVI, en la que se plasma el lenguaje cinquecentista imperante en la época. Su interés se incrementa por el escaso número de portadas renacentistas que pueden contemplarse en el territorio del Bajo Aragón y por la singularidad de conservar la imagen de la santa titular.

Está acogida por un amplio arco de medio punto y estructurada como portada-retablo. El acceso está flanqueado por dos pares de columnas corintias (doble fila de hojas de acanto y cuatro volutas en sus ángulos), sobre las que se apoya un gran entablamento en el que se desarrolla un friso decorativo con característicos motivos renacentistas. Un frontón curvo partido decorado con una guirnalda enmarca la hornacina que acoge a la interesante figura de Santa Lucía. Obra que estuvo oculta casi dos siglos y que felizmente se recuperó durante el proceso reciente de reforma de este edificio.

En ella se plasma el característico sentido de equilibrio y serenidad de la escultura renacentista. Desgraciadamente ha sufrido varios desperfectos y la pérdida de ambas manos que, de acuerdo a la iconografía de esta santa, debían portar, la derecha, una pequeña fuente o platillo con dos ojos (su atributo personal) y la izquierda, la palma del martirio. En el propio rostro de la santa, en el modo en que se representan las cuencas de sus ojos, se desea plasmar su ceguera. Reflejo del error tradicional al vincular su atributo personal a su martirio y no a la evidente relación entre los ojos, la luz y su propio nombre. A pesar de que ni en la Leyenda Dorada ni en otro texto se hace referencia a que fuese martirizada sacándole los ojos, este error se plasmó en las representaciones de Lucía desde el Medievo.

Las otras esculturas de bulto, las que acogieron las cuatro hornacinas de las calles laterales, no se han conservado. Interesantes son los dos relieves de San Pedro y San Pablo, esculpidos en los tondos localizados en las enjutas, a ambos lados del arco de acceso.

Sobre la clave de este mismo arco se emplaza una bella figura en relieve de San Miguel Arcángel. Se le representa como ángel guerrero (por tanto con alas y armadura) y con sus atributos personales: lanza y figura diabólica a sus pies. Muestra también importantes mutilaciones o desperfectos intencionados. El importante dinamismo del que está dotada esta imagen y la ruptura que supone dentro de la composición equilibrada de la portada indican que se realizó y 'añadió' posteriormente.


Más información:


Bibliografía y fuentes documentales:

- BENITO MARTÍN, Félix: Inventario arquitectónico: Teruel, Zaragoza, Departamento de Cultura y Educación de la Diputación General de Aragón, 1991.
- SEBASTIÁN LÓPEZ, Santiago, Inventario artístico de Teruel y su provincia, Madrid, Ministerio de Educación y Ciencia, 1974.


Autoría:

TEXTO de Teresa Thomson. FOTOGRAFÍAS de Francisco J. Climent.


Volver al inicio del catálogo

© 2012 Fundación Quílez Llisterri. Fomento de Arte y Cultura en el Bajo Aragón.
© 2012 Textos y fotografías, sus autores.

ACCESIBILIDAD: WAI A | W3C HTML 4.1 | W3C CSS