Catálogo Artístico y Monumental

EL PUENTE MEDIEVAL SOBRE EL MATARRAÑA - EL 'PUENTE DE PIEDRA'

VALDERROBRES / VALL-DE-ROURES (Matarraña / Matarranya)

Gótico. Finales del siglo XIV - ppios del XV. Reformas posteriores.

Mampostería y piedra sillar


Descripción:

Esta magnífica obra se corresponde con la tipología de puentes que se plantearon como elemento de acceso a los conjuntos urbanos, además de con la imprescindible función de salvar un cauce del río que tiene cualquiera de ellos. Está íntimamente vinculado al antiguo recinto amurallado, al haberse concebido como un auténtico puente-puerta. Como ocurre con los de Alcañiz (el llamado "puente Viejo") y Castelserás, este puente se construyó en la Edad Media -con piedra de buena calidad- junto al acceso principal a la población. Este origen medieval queda confirmado (en todos ellos) por la presencia de tajamares triangulares. Estamos pues ante una obra tardogótica, que salva el cauce del río Matarraña y que permite el acceso al casco histórico por medio del portal amurallado o torreón almenado que se eleva en su extremo, el portal de San Roque.

La bella imagen que dibuja en las aguas del Matarraña, y su proximidad visual con el castillo y Santa María la Mayor, le proporcionan un encanto extraordinario y lo convierten en una de las señas de identidad de Valderrobres. Es resaltable además el que conserve prácticamente intacta la estructura medieval de pronunciado perfil alomado. Si bien, como es habitual en este tipo de obras de marcado carácter funcional, ha sido objeto de diversos trabajos de consolidación y reforma a lo largo del tiempo.

Muestra tres amplios arcos ligeramente apuntados y un cuarto de menores dimensiones (situado el otro extremo del portal) que probablemente se concibió como aliviadero. Sus pilares presentan tajamares de planta triangular con remate escalonado. Estos elementos en forma de cuña se construyeron en ambas caras y sirven para dividir la corriente del agua, extraordinariamente impetuosa en las frecuentes crecidas del Matarraña, y para evitar la acumulación de ramas y troncos que pueda trasladar el río.

Su tablero se eleva en el punto central por lo que refleja la forma denominada "lomo de asno", en la que se incrementa la altura hacia el centro creándose una estructura a dos vertientes. El tablero tiene solado de adoquines, y petriles de sillería y mampostería.

Su construcción debió llevarse a cabo a finales del siglo XIV, al mismo tiempo que se procedía al amurallamiento de la población a raíz de la concesión -en 1390- del rey Juan I al arzobispo García Fernández de Heredia del privilegio del cobro de sisas durante diez años precisamente para amurallar y fortificar el casco urbano de Valderrobres. Pudo concluirse ya a principios del siglo XV, en el marco de la intensa labor de mecenazgo del arzobispo Dalmau de Mur, impulsor de las plantas superiores del castillo. Se ha planteado por algún autor la posibilidad de que interviniese en esta obra Conrado Rey, el arquitecto alemán que estuvo al servicio del arzobispo de Zaragoza en esa época.

El pilar que se eleva sobre la clave de su arco central responde a una intervención posterior. Es de sección cuadrada. En él se distingue un elemento que actúa como base y en la parte superior, lo que equivaldría al fragmento de un entablamento.

En el siglo XVI el extremo de esta obra que se prolonga hacia la plaza Mayor quedó por debajo de la construcción de la gran casa consistorial.

1.- Enlace de interés: fotografía antigua, colección Francisco López Segura, 1950 [IET].


Más información:


Bibliografía y fuentes documentales:

- BENAVENTE, José Antonio y PUCHE, José (coordinadores), Obras hidráulicas del Bajo Aragón, Teruel / Zaragoza, Diputación Provincial de Teruel / Prames, colección Losa Mora núm. 3, 2008.
- BENITO MARTÍN, Félix, Inventario arquitectónico: Teruel, Zaragoza, Departamento de Cultura y Educación de la Diputación General de Aragón, 1991.
- BLÁZQUEZ HERRERO, Carlos, Obras hidráulicas en Aragón, Zaragoza, Caja de Ahorros de la Inmaculada, 1999.
- IRANZO MUÑÍO, María Teresa, "La construcción pública en la Edad Media", Caminos y comunicaciones en Aragón, Zaragoza, Institución Fernando el Católico, 1999, pp. 121-133.
- IRANZO MUÑÍO, María Teresa, "Cruzando cauces", Patrimonio hidráulico del Bajo Aragón turolense: usos del agua, Teruel / Zaragoza, Diputación Provincial de Teruel / Prames, 2009, pp. 101-111.
- LÓPEZ ESTERUELAS, Carmelo y SIURANA ROGLÁN, Manuel, Valderrobres paso a paso, Ayuntamiento de Valderrobres, 2005.


Autoría:

TEXTO: Teresa Thomson. FOTOGRAFÍAS: Paco Climent, 2012.
COLABORACIÓN (fuentes): Ana Domench y Raúl Tabuenca (UNIVERSA, 2019).


Volver al inicio del catálogo

© 2012 Fundación Quílez Llisterri. Fomento de Arte y Cultura en el Bajo Aragón.
© 2012 Textos y fotografías, sus autores.

ACCESIBILIDAD: WAI A | W3C HTML 4.1 | W3C CSS